Muchos equipos quisieran tener los números que hasta ahora tiene el Liverpool: dos victorias ligueras y el billete para la Champions en el bolsillo. Pero eso no vale porque se ha ganado sufriendo y con mal juego, mucho más sufrimiento de lo que debe pasar un equipo que aspira a todo.

Y es verdad que Benítez no tiene la culpa de todo, porque tiene que conformarse con segundas o terceras opciones a la hora de fichar. Pero en cuestión de mentalidad ésta temporada(o al menos en el inicio) el equipo está muy por debajo de otros años. No intenta arroyar al rival, sino que se contenta con especular y sólo se viene arriba cuando se ve con el agua al cuello.
Si repasamos los nuevos fichajes nos encontramos con pocas estrellas mundiales, sólo Robbie Keane puede considerarse cómo tal y Benítez tuvo que sudar mucho para poder ficharle. Luego están dos jugadores que de momento son incógnitas: Andrea Dossena y Degen, el primero no me termina de convencer y no me parece mejor jugador que Fabio Aurelio, al segundo se le ha podido ver poco. El cuarto fichaje es Cavalieri, que viene a hacerle sombra a Pepe Reina.
Es cierto que ha habido muchas ausencias importantes en el inicio como Mascherano, Lucas y Babel. Puede que Gerrard no se entienda tan bien con Alonso y que a Torres le pase lo mismo con Keane, pero es cuestión de tiempo porque estan condenados a entenderse.

Pero no es cosa de fichajes ni de esquemas, sino de discurso del entrenador. Poco antes del partido contra el Standard Benítez prometió espectáculo, y nada más lejos de la realidad, vimos un equipo sin chispa e incapaz de trenzar una jugada en ataque, falto de ideas. Y en pretemporada dijo claramente que este año el Liverpool lucharía hasta el final por la liga. El tiempo le dará o quitará la razón.
Otros años se ha comenzado peor, pero dejando mejor imagen de equipo con hambre y con muchas ganas de ganar. Ojalá esto cambie en las próximas semanas porque de esta manera la cosa se va a poner muy complicada para ganar la Premier. Hay que creérselo, creer que el Liverpool es un grande y que puede y debe jugar bien. Porque siempre no va a haber un jugador que la enchufe en el último minuto y salve los muebles.

Quiero confiar a Rafa Benítez, pero quizás sea hora de exigir algo más, siempre quedando claro que Rafa no campa a sus anchas por Liverpool y que tiene restricciones a la hora de fichar.

Ya se han disputado la mayoria de encuentros de la Segunda Ronda de la Carling Cup, dónde entran en liza la mayoría de los equipos de la Premier. Hay duelos que valen mucho la pena, cargados de historia y de humildad. Algunos equipos históricos hundidos por problemas económicos, otros refundados con otro nombre pero en definitiva: con mucha más historia que cualquier otra copa, exepto la FA Cup.

Uno de los duelos más interesantes es el Cardiff - MK Dons. El Cardiff, vigente subcampeón de FA Cup aspira a ascender un año a la Premier, pero aún está lejos de esa meta. El rival: el heredero del mítico Wimbledon, aunque el verdadero heredero es el AFC Wimbledon que está en la Quinta División del fútbol inglés. Al final el partido ha acabado 2-1 favorable a los galeses, se veía venir antes de disputarse, incluso el MK Dons ha plantado más cara de lo esperado.

En otro partido hubo presencia española, la del Swansea de Roberto Martínez con varios jugadores españoles. Se enfrentan a un rival duro como el Hull City que ha sorprendido en el inicio de la Premier. El Swansea ha impuesto su condición de local y ha ganado por un 2-1

El que siempre será conocido como el segundo equipo de Nottingham, el Notts County se tenía que medir con el Wigan. No era un encuentro muy atractivo a priori y el Wigan mostró su superioridad con un contundente 4-0

Southampton recibió al Birmingham en St. Mary's y es un partido más o menos equilibrado. Ambos tenían el objetivo de hacer un buen papel en la Copa de la Liga y uno se quedó fuera, fue el Birmingham el que cayó tras un 2-0

El Newcastle sufrió en su visita al Conventry. A pesar de que no se confiaron el Coventry se creció con goles en el descuento. Y forzó una prórroga en la que se impuso el Newcastle, veremos si los 120 minutos de partido le afectan al Newcastle en su visita al Arsenal.

Aunque sin duda la sorpresa de ésta ronda es la eliminación del Bolton a manos del Northampton y ante su afición.

Y dejo en último lugar el que se presumía como el mejor de todos: Leeds United - Crystal Palace. Los dos equipos son históricos por derecho y simpatizo con ambos, ojalá algún año podamos verlos en la categoría que nunca debieron dejar, la Premier. Para los románticos de el fútbol inglés este partido ha muchísimo. Aunque al final el Leeds le ha 'cascado' cuatro golitos al Palace.

Ya aún quedan dos partidos:

Nottingham Forest - Sunderland es uno de los mejores partidos, con mucha historia y tradición ambos equipos. El Forest intenta mantenerse en el Championship y tiene mimbres para hacerlo, sobre todo en cuestión es apoyo de sus hinchas. El Sunderland también es uno de los equipos más seguidos de Inglaterra. Un partido que merece la pena ver.

Brighton - Manchester City: favorable al City, que aplaza su partido por tener que disputar la UEFA, no hay mucho que decir sobre este partido.


Primero fue el Arsenal en la jornada inaugural el que no ofreció el espectáculo y la contundencia que se le atribuyen, luego Manchester United y Liverpool evitaron la derrota pero tampoco fueron capaces de mostrar su superioridad. Si bien el United tiene el atenuante de las ausencias de Tévez, Cristiano Ronaldo y algunos más.
El único que ganó y dio espectáculo fue el Chelsea, que pasó por encima del Portsmouth y ganó al Wigan con un gol de Deco, pero in extremis.
Lo del Liverpool es algo rutinario, nunca ha enamorado con su juego y aun menos en el comienzo de la temporada, seguramente volverán a ser claves los partidos navideños. Éste año hay mejor plantilla que nunca y se debe exigir al menos no distanciarse de la cabeza de la clasificación tan pronto cómo otras temporadas.
El Arsenal es otro de los equipos con muchas bajas, Rosicky o Cesc Fàbregas son fundamentales para los Gunners, pero según la filosofía de Wenger deben ser los jóvenes los que cubran la papeleta y por eso ha apostado por Song o Ramsey. De momento sin mucho éxito.
El Tottenham ha perdido los dos partidos que ha disputado, y ha mostrado una incipiente inseguridad defensiva. Todavía andan a vueltas con el tema Berbatov, que no esta del todo con los Spurs pero tampoco con el Manchester United, quizá todo se aclare tras la Supercopa de Europa y se ponga más a tiro el fichaje de Arshavin, que facilite la salida del búlgaro.

Es pronto para encender las alarmas y aun más cuándo mientras escribo esta entrada el United tiene pendiente un partido contra el Pompey.
Puede haber varios motivos para la 'baja' forma de los grandes en este comienzo. Puede ser por la Eurocopa, aunque Inglaterra no participó los equipos de la Premier tienen muchísimos jugadores de otras partes de Europa. Otro de los posibles motivos sería una mala pretemporada, las giras, los 'bolos, etc... pueden afectar y hacer que los jugadores no empiezen al 100% la temporada.

Un comienzo prometedor


Nada menos que cinco partidos de la Premier me he tragado este fin de semana, y esque ya tenía ganas de que empezara, cómo me pasa todos los años y la verdad es que este año el comienzo tampoco me ha decepcionado.

Todo comenzo con el partido del Arsenal ante el recién ascendido West Bromwich Albion, partido al que le dediqué la anterior entrada. No fue mal partido, tuvo el ritmo típico de la Premier pero se esperaba mucho más del Arsenal, quizá echó demasiado en falta a jugadores como Fàbregas.

El siguiente partido en mi agenda fue el debut liguero del Tottenham, frente al Middlesbrough que le dio un sorpresón a mucha gente pero que al fin y al cabo no es tan sorprendente ya que el proyecto del Boro es muy interesante. LLevan varios años fichando a buenos futbolistas y son temibles de medio campo en adelante. Lo que no me esperaba era la fragilidad defensiva que demostró el Tottenham, prácticamente balon que pasaba de la medular era una ocasión clara de gol, y esto se puede deber a que Juande Ramos decidió no alinear a ningún centrocampista defensivo, sentando en el banco a Huddlestone y recolocando a Zokora en el lateral derecho.

Del Hull-Fulham no puedo decir mucho porque no lo vi, pero está claro que los Cottagers empiezan la temporada tal y como la terminaron: con malas sensaciones.

El Stoke está llamado a ser el sucesor del Derby cómo peor equipo de la Premier, y ha empezado con buen pie para conseguirlo, perdiendo frente a un Bolton distinto a los ultimos años. Con algunas caras nuevas como la de Elmander, que se estrenó marcando un gol y del que se espera mucho esta temporada.

El Everton perdió por sorpresa contra el Blackburn, y además en su propio terreno. En el que posiblemente sea el mejor partido de la jornada quedo claro que el Blackburn quiere rehacerse de las salidas de Fiedrel y Bentley. Paul Ince apostó por un juego ofensivo y descarado que se agracede por parte del espectador. David Moyes debería plantearse sériamente la posibilidad de realizar algunas incorporaciones.

Que el Wigan es una de los peores equipos de la Premier lo sabemos todos, y también sabemos que el West Ham tiene su techo en la lucha por la UEFA. Esta temporada lo va a tener aun más dificil. Lo destacable de este partido son los dos goles de Dean Ashton, que seguramente no pasaran desapercividos para Capello.

El Liverpool volvió a ser el de la temporada pasada: demasiado gris y con pocas ideas, aunque también el Sunderland hizo un gran partido, con mucha seriedad en defensa y frescura a la hora de atacar. Menos mal que pasaba por alli un tal Fernando Torres que rescató dos puntos para el Liverpool. Mucho tenemos que mejorar los reds para luchar por la Premier, y desde mi punto de vista hacen falta algunos jugadores de banda.

En el debut de Scolari y Deco el Chelsea pasó por encima del Portsmouth, más fácilmente de lo que yo esperaba. Al descanso el partido ya estaba finiquitado con un 3-0 y con una espectacular primera mitad de los blues que supieron tocar el balon y volver locos a los jugadores del Pompey. En la segunda parte de relajaron y sellaron el partido con un cuarto gol. Hay que destacar el partidazo de Deco.

Agbonlahor fue la estrella de la primera jornada liguera, un hattrick en sólo 7 minutos le dio los tres puntos a su equipo. Muy interesante también el equipo que ha montado el Aston Villa, con mezcla de juventud y veterania. Pueden dar la campanada este año porque tienen un gran manager cómo O'Neill. Muy decepcionante el Manchester City, atrás quedaron esos rutilantes fichajes que planeaban hacer y difícil lo va a tener Mark Hughes para complacer a Shinawatra.

El último partido de la jornada si que lo vi al completo y me sorprendió agradablemente el juego del Newcastle, esperemos que por fin hayan dado en la tecla y puedan estar en el sitio que les corresponde. En poco tiempo se marcaron los dos goles y luego hubo ocasiones pero no goles. El nuevo fichaje Guthrie hizo un partidazo en el centro del campo, aunque el Manchester United acusó las ausencias de Tévez, Ronaldo y algunos más. Queda demostrado que Rooney no es ni mucho menos un goleador.

Menos fuerte de lo esperado.


Ya ha echado a andar la mejor liga del mundo: la Premier. Y lo hizo con un Arsenal - West Bromwich Albion, a priori decantado a favor de los gunners.

El primer once inicial de Arsene Wenger ha sido un once de circunstancias, donde destaca la ausencia por lesión de Cesc Fàbregas y el vacío existente en el centro del campo, donde se situó Eboue. La delantera también deja que desear: un criticado Adebayor junto al más criticado aun Bendtner, pero todo esto no influyó en el juego del equipo que comenzó el partido dominando claramente al débil equipo del W.B.A. que se dejó llevar por los nervios.
El Arsenal se aprovechó de esto para comenzar a tirar paredes, hacer desmarques y jugar a placer, con un juego de toque pero muy vertical en los primeros instantes. Y así llegó el primer gol de la temporada, conseguido por una nueva estrella de los gunners: Samir Nasri. Uno de mis jugadores favoritos la empujó a la red con la pierna derecha tras una gran jugada colectiva del Arsenal por la banda izquierda.
A partir de esto el Arsenal atrasó un poco sus líneas aunque siguió buscando el gol con balones al área, y hay que destacar la poca presencia de la pareja de delanteros.
De ahí hasta el final de la primer parte no hubo mucho que destacar, más de los mismo: toque, pases cortos, desmarques, triangulaciones y algunos tiros lejanos. Fútbol Made in Wenger.

La segunda parte fue parecida a la primera, mucha ocasiones sobre todo para el Arsenal pero ningun acierto de cara a porteria. Adebayor tuvo varias ocasiones pero no convirtió ninguna, incluso el W.B.A. tuvo las suyas y estuvo cerca de empatar.

El fútbol del Arsenal me pareció sin mucha ambición y por supuesto con poca pegada pero esto quizá sea algo normal en los primeros tramos de temporada. También había ausencias importantes como Cesc, Van Persie o Rosicky.

El resumen del partido es bastante claro: el Arsenal debió hacer más de lo que finalmente hizo, porque llegó a pasar apuros en algunas fases del partido frente a un débil equipo. Los gunners dejaron una sensación de impotencia bastante preocupante.

Bien: Nasri, el francés demostró su calidad y aparte de conseguir el único gol del partido fue capaz de encontrar espacios con pases largos que fueron casi todo el peligro del Arsenal, sobre todo en la segunda mitad.
Mal: Adebayor y Bendtner, no terminan de convencer y cada vez que juegan juntos demuestran que no se complementan nada bien.